Punto medio

Equilibrio, Piedra, La Naturaleza, Meditación, Playa

 

«Así como el arquero con gran cuidado y destreza endereza una flecha,

el sabio pacientemente endereza su mente;

la cual es vacilante, inquieta, inestable, difícil de sujetar y difícil de controlar.»

 

Dhammapada, capítulo 3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 1 =